Plan Nacional de Lectua

titulo-plannacionallectura

 

Hacer leer, como se come, todos los días, 
hasta que la lectura sea, como el mirar, un
ejercicio natural, pero gozoso siempre. El
hábito no se adquiere si él no promete y
cumple placer.

                                       Gabriela Mistral
                                   Pasión de leer, 1935.

DESCARGA

La educación chilena vive un momento histórico. Con la convicción de que el país solo podrá superar sus profundas desigualdades si cuenta con un sistema educativo de calidad para todos y todas, independientemente del nivel socioeconómico, el Estado está implementando una Reforma educacional que pone a las escuelas en el centro del cambio social. Los pilares que sustentan este cambio son la inclusión, la solidaridad, la democracia y la formación integral de la comunidad. En esta reforma se concibe la educación como un derecho social que promueve un aprendizaje íntegro y que abre sus puertas hacia una concepción inclusiva e intercultural capaz de acoger, sin distinción alguna, a todos los estudiantes, niños y niñas, jóvenes y adultos, que asisten diariamente a las aulas en todo el territorio chileno. El desarrollo del lenguaje es uno de los objetivos fundamentales de la educación, ya que es la principal herramienta mediante la cual el ser humano construye y comprende el mundo que lo rodea. Y para alcanzar este desafío la lectura cumple, sin duda, un lugar protagónico.

Comienza así un periodo de importantes transformaciones culturales a nivel nacional, el cual será acompañado por
un nuevo Plan que apoyará en la formación educativa de una sociedad informada, reflexiva y crítica, creativa y participativa, un proyecto que releva la lectura como un derecho de todos y todas: el Plan Nacional de la Lectura 2015-2020.

Gracias a una articulación conjunta entre el Ministerio de Educación (Mineduc), el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), el Ministerio de Desarrollo Social (MDS) a través del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis) y el Sistema de Protección Integral a la Infancia Chile Crece Contigo y el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Minsegpres), este nuevo Plan trasciende el corto plazo y busca propiciar y apoyar las diversas prácticas lectoras de los individuos en todas las etapas de su vida, pues cada persona se acerca a la lectura con motivaciones y propósitos particulares y desde distintos lugares (ya sea para informarse, disfrutar o entretenerse, estudiar, establecer o fortalecer vínculos afectivos, etcétera).

En el Plan se reconoce la lectura como una herramienta esencial para la adquisición de conocimientos y aprendizajes que fortalecen el desarrollo humano y el acceso a la diversidad sociocultural, considerándola en su aporte en los procesos cognitivos y afectivos de las personas, en la formación del gusto estético y el desarrollo de la imaginación, la creatividad y la sensibilidad. Asimismo, comprende la lectura como un factor habilitante para la participación activa de las distintas comunidades en la sociedad actual, pues incide tanto en el progreso educativo como en el desarrollo económico de los países, 2 y acentúa el valor de la lectura también como expresión de voluntades políticas. Todo lo anterior debe entenderse desde una mirada actual, en donde la lectura no se reduce a los textos impresos o a la comprensión de lo escrito, sino que integra códigos visuales y digitales, múltiples formatos (libros, cómics, revistas, periódicos) y soportes. Así, en este contexto, se busca que los lectores sean flexibles y dinámicos en su práctica para lograr habilidades y competencias en el procesamiento de información que ofrecen las nuevas tecnologías. Ante esto, el Plan de la Lectura considera y releva, en su implementación, los formatos, soportes y medios digitales como posibilidades reales y oportunas para ampliar y enriquecer el acceso a la lectura.

DESCARGA